5 enfermedades comunes en perros que pueden ser causadas por una alimentación inadecuada

enfermedades-de-perros-por-alimentos

Una alimentación de alta calidad, sana y equilibrada es fundamental para la salud de nuestro perro. Tal y como ocurre con nosotros, los humanos, donde se suele decir aquello de “somos lo que comemos” con nuestras mascotas ocurre exactamente lo mismo.

A continuación te mostramos algunas enfermedades comunes que sufren los perros que pueden verse directamente afectadas por su dieta.

Obesidad

La obesidad puede ser considerada como una epidemia en nuestros tiempos. Tanto en humanos como en perros. Se estima que entre el 20-30% de los perros en España sufre de obesidad. O lo que es lo mismo: cerca de 1,5 millones de perros.

Los perros que sufren de obesidad son más propensos a sufrir artritis, diabetes, problemas de hipertensión y cáncer. Además la esperanza de vida disminuye en perros obesos.

Otro dato alarmante: los propietarios del 90% de las mascotas clasificadas como obesas por un veterinario pensaban que su perro estaba en su peso ideal.

Es muy importante prestar atención a las calorías de la comida, que aunque son importantes y necesarias en la dieta, una ingesta desmesurada de las mismas puede propiciar la obesidad. Es imprescindible escoger una alimentación adecuada al ritmo de vida del animal, intentar en lo posible que haga ejercicio cada día, y procurarle un estilo de vida sano y equilibrado.

Pancreatitis

La pancreatitis se desarrolla cuando el páncreas se inflama, pudiendo causar que enzimas digestivas sean vertidas en la cavidad abdominal. Si esto ocurre, las enzimas destruyen la grasa y las proteínas de otros órganos así como del propio páncreas. Se asocia la pancreatitis con el consumo excesivo de grasas en la alimentación. Si sospechas que tu perro pueda sufrir pancreatitis debido al consumo excesivo de grasas es necesario que consultes a tu veterinario. Si tu perro sufre pancreatitis se recomienda una dieta suave, baja en grasas y de fácil digestión.

Piedras en la vejiga

La creación de piedras en la vejiga no se produce siempre de la misma forma. Las piedras pueden estar compuestas por diferentes tipos de minerales y otras substancias: pueden estar compuestas por calcio, magnesio o fósforo.

Al principio las piedras son muy pequeñas pero van creciendo y provocando diversos accidentes urinarios como cambio de color en la orina, dificultad al orinar, dolor. Consulta con tu veterinario si sospechas que tu perro puede tener piedras en la vejiga. Existen dietas para intentar disolver las piedras y en caso de que no sea posible será necesaria una intervención quirúrgica. Para evitar la formación de piedras en la vejiga se aconsejan dietas bajas en calcio y fósforo. Consulta con tu veterinario cualquier duda que tengas al respecto.

Problemas cardíacos

A menudo los perros sufren problemas de corazón de la misma forma que nos pasa a los humanos. Un factor clave en los problemas de corazón en perros es la ingesta de sodio (sal). Un nivel elevado de sodio en sangre provoca retención de líquidos e hipertensión.  A medida que la presión sanguínea aumenta, el corazón debe dilatarse para ser capaz de bombear toda la sangre extra que le llega desde los ventrículos.

Si alguna vez has probado la comida que come tu perro habrás observado que está totalmente sosa y peca de falta de sabor. Por este motivo no es bueno darle de comer nuestras sobras alimenticias puesto que tienen contenidos de sodio elevados para ellos. Si alimentas a tu perro con las sobras de la comida o bien ingiere comida alta en sodio acude a tu veterinario para pasar a una dieta baja en sodio lo antes posible.

Diarreas

Los perros frecuentemente sufren diarreas. Existen dos tipos de diarrea: las de intestino delgado y las de intestino grueso.  Los perros con diarrea de intestino delgado producen excrementos blandos pocas veces al día. En estos casos es recomendable una dieta suave, baja en grasa y de fácil digestión.

En el caso de diarreas de intestino grueso, el perro defeca excrementos totalmente líquidos muy frecuentemente. En estos casos es recomendable una dieta alta en fibras solubles e insolubles.

En caso de diarrea acude a tu veterinario para que haga un diagnóstico de la misma y empiece el tratamiento para mitigarla.

Pregúntale a tu veterinario como las grasas, fibras, el calcio, el fósforo y otros nutrientes juegan un importante papel en la dieta y en la salud de tu mascota. La alimentación de nuestro perro va cambiando a lo largo de su vida. Tu veterinario o experto nutricionista te ayudará a darle lo mejor en cada etapa.

¿Y tú que opinas?