Mateo García Pumacahua

Mateo Pumacahua

  • Nacimiento: 21 de septiembre de 1740 Chinchero, Cusco
  • Fallecimiento: 17 de marzo de 1815 Sicuani, Cusco
  • Padres: don Francisco Pumacahua Inca, gobernador de Chincheros, y doña Agustina Chihuantito
  • Cónyuge: doña Juliana Carihuamán
  • Hijos: Ignacia, Polonia, Francisco de Paula, Lorenzo y María Eusebia

Mateo García Pumacahua Chihuantito fue un militar y funcionario indígena del Virreinato del Perú. Fue el más destacado líder de la Rebelión del Cusco de 1814, por lo que es considerado prócer de la independencia del Perú. Su rebelión fue comparada con la de Túpac Amaru II.

Fue hijo de Francisco Pumacahua Inca, quien le heredo el cacicazgo de Chinchero.

Ejercía sus funciones de Cacique cuando en 1780 estallo la rebelión de su colega Túpac Amaru II. Al enterarse, Mateo Pumacahua movilizo miles de indios de su provincia para auxiliar a los realistas en varios combates. Destaco especialmente en la defensa del Cusco en enero de 1781. En muchas ocasiones demostró implacable crueldad contra los rebeldes, llegando incluso a despenar a sus mujeres e hijos como escarmiento. Por su decisiva contribución al triunfo de los españoles recibió elogios de las autoridades del Cusco y del virrey Jauregui; incluso se hizo acreedor de una pensión vitalicia autorizada por el rey Carlos III.

Mateo Pumacahua siguió siendo fiel a España hasta que en 1814, a los 74 años de edad, se unió al movimiento independentista de los hermanos José, Vicente y Mariano Angulo. Después de participar en la toma del Cusco Pumacahua se dirigió a la ciudad de Arequipa. Logro tomarla después de ganar en la batalla de Apacheta. Sin embargo, al poco tiempo fue derrotado por los realistas en la batalla de Umachiri el 11 de marzo de 1815. Seis días después lo capturaron y decapitaron en Sicuani.

Muerte

​Durante el proceso de su juicio, Mateo García Pumacahua alegó haber sido engañado por los hermanos Angulo, quienes le hicieron creer que Fernando VII estaba muerto y que la asamblea era totalmente legal. Como resultado a su juicio, y con 75 años de edad, el 17 de marzo de 1815 Mateo García Pumacahua, fue decapitado en Sicuani pueblo ubicado en el departamento del Cusco.

Su legado ha quedado marcado en la memoria de los cusqueños. El apellido de Pumacahua es de gran relevancia en la actualidad en Cusco. Enrique Pumacahua Moscoso es su último descendiente que fue condecorado por la hazaña de su antepasado.

¿Y tú que opinas?