Semana Santa en Huayllay 2017 – Ruta turística de Pasco

Semana Santa en Huayllay 2017

Nuestro país nos permite contemplar paisajes hermosos y únicos que la naturaleza ha ido creando con el paso de los años. El Bosque de Piedras de Huayllay es uno de ellos y es catalogado como un Santuario Nacional un lugar hermoso para esta Semana Santa en Perú.

Este gran Santuario de Huayllay se encuentra ubicado a 40 kilómetros de la ciudad de Cerro de Pasco. Desde hace 70 millones de años, el viento y el agua han erosionado las piedras dándoles caprichosas formas, algunas imitando las siluetas de personas y animales.

Se trata de una zona rocosa en donde el viento, el agua y el desplazamiento de los glaciares, han ocasionado a través de los años numerosas y hermosas formaciones escultóricas.

En medio de una desolada y fría puna, este oasis petrificado comprende formaciones que se asemejan a figuras humanas, animales y muchas otras, desde pequeñas hasta gigantescas. Además, también se pueden encontrar pinturas rupestres.

Un lugar especial para salir de la rutina y adentrarse en el misterio de la naturaleza en esta Semana Santa.

Principales figuras pétreas

  • El murciélago.
  • La corona del Rey.
  • El mexicano.
  • La bella durmiente.
  • La osa.
  • La Tortuga.
  • La cobra.
  • El beso de los Novios.

Video

¿Cómo llegar?

La manera más recomendable para ir a Huayllay es por bus. Empresas como transportes Junín Y San Pedro hacen el trayecto de Lima a Cerro de Pasco en alrededor de 12 horas y por un precio de 50 soles, saliendo del centro de Lima.

Una vez en Cerro de Pasco tomaremos un taxi hacia la ciudad de Canchacucho. Se puede ir también a la ciudad de Huayllay, pero esta está más alejada de la roca.

Otra forma de ir es tomar un bus hasta el cruce de Huayllay (Shelby), desde donde salen taxis y colectivos hacia la ciudad de Huayllay. Es preferible bajarse en Canchacucho, antes de Huayllay.

Una vez ahí tenemos 3 opciones:

  1. Primera opción: internarnos en el bosque de piedra y dormir ahí, para lo cual debemos ser autosuficientes y respetar el entorno. No olvidemos que Huayllay es un santuario natural y que debemos cuidarlo.
  2. Segunda opción: quedarnos en Canchacucho, ya sea en algún hotel del pueblo o en los módulos que Maruja, alcaldesa de Canchacucho puede facilitarnos.
  3. Tercera opción: alojarnos en el albergue de Alcibiades, ubicado a escasos 300 metros de Canchacucho, pero aislado de este y más cerca del bosque. Alcibiandes cuenta con camas que alquila por un precio moderado.

Algo más

También cuentan que el bosque está cargado de energía, la cual lo coloca como uno de los lugares perfectos para el avistamiento de ovnis.

Mapa: Santuario Nacional Huayllay

¿Y tú que opinas?