Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad

Parque Nacional Huascarán

Parque Nacional Huascarán

El Parque Nacional Huascarán está localizado en la zona norte – centro del país ocupando parte de las provincias de Huaylas, Yungay, Carhuaz, Huaraz, Recuay, Bolognesi, Huari, Asunción, Mariscal Luzuriaga y Pomabamba en el departamento de Ancash, y tiene una extensión de 340,000 hectáreas. El Parque Nacional Huascarán es uno de los más emblemáticos del país puesto que protege una de las zonas con la mayor diversidad biológica y cultural que tiene el Perú.

Declarado como espacio natural protegido el 1 de julio de 1975, como Reserva de Biósfera en 1977 y como Patrimonio Natural de la Humanidad en 1985, famoso por tener en su territorio a 16 picos nevados que superan los 6.000 msnm, y al punto culminante del Perú y de toda la zona intertropical: el macizo nevado Huascarán del que obtiene el nombre.

La región del Huascarán fue habitada por el hombre de la cueva del Guitarrero desde el 12.560 a.C., que fue el asentamiento humano más antiguo del Perú; posteriormente, durante las culturas Chavin, Recuay e Inca, florecieron diversos asentamientos que se consolidaron asociando a las montañas nevadas como elemento sagrado en su imaginario cultural. Luego durante la Conquista del Perú liderada por Francisco Pizarro en 1532, la región fue recorrida de norte a sur por el valle del río Santa. Posteriormente, durante la colonia y el virreinato se formaron grandes haciendas con el fin de explotar las vetas de mineral en gran parte del territorio por debajo de los 5.000 msnm. Esta actividad continuó hasta mediados del siglo XX cuando fue declarado como espacio natural protegido y desde entonces sólo son permitidas las actividades económicas en las que se beneficien de manera directa las comunidades campesinas que se ubican dentro de su jurisdicción. Al año 2013, el parque tiene una población de 83.047 habitantes repartidos en 50 centros poblados.

Las expediciones organizadas con fines de investigación y exploración comenzaron en la década de 1860, cuando el investigador Antonio Raymondi decide atravesar y estudiar la Cordillera Blanca y el territorio circundante. Posteriormente, durante la primera mitad del siglo XX, se realizan varias expediciones científicas encabezadas por científicos europeos y norteamericanos, entre los que destacan Annie Peck, Philipp Borchers, Hans Kinzl y August Weberbauer, quienes serían los primeros en pisar las cumbres del macizo nevado Huascarán y otras cumbres por encima de los 6.000 msnm. En 1964, el Servicio Forestal y de Caza del Perú fue comisionado para la supervisión del área de la Cordillera Blanca, prohibiendo la tala y caza de especies nativas. En 1977, la UNESCO reconoce al Parque como Reserva de Biosfera y en 1985 lo declara Patrimonio Natural de la Humanidad. En 2004, su administración fue transferida al Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado. Desde entonces, la protección del parque y de su zona de amortiguamiento comprende gran cantidad de hábitats, especies naturales y alrededor de 50 sitios arqueológicos.

El Parque Nacional Huascarán se extiende en un área de 3.400 km², comprendiendo 434 lagunas, 712 glaciares, profundos valles por encima de la región quechua y 41 ríos que alimentan las cuencas del Océano Pacífico y Atlántico, estas características hacen que sea uno de los parques más importantes del país en potencial hidrológico. Cientos de especies de mamíferos, aves, peces y reptiles han sido documentados, incluyendo muchos que han sido puestos en peligro de extinción y amenaza. Los bosques y pastizales también incluyen diversas especies de plantas. El parque ofrece numerosas y variadas actividades recreacionales, desde las que incluyen andinismo, acampadas, paseos en bote, pesca y avistamientos. Las carreteras afirmadas y pavimentadas permiten el acceso a las áreas de mayor actividad turística; así como a ciertas lagunas y cataratas.

Clima

El clima del Parque Nacional Huascarán está marcado por dos etapas durante el año. Este depende de dos grandes factores: los vientos húmedos y tibios provenientes de la cuenca amazónica, que generan abundantes lluvias durante los meses de diciembre a marzo; y una marcada estación seca, entre mayo y octubre, con días soleados que alcanzan los 25 °C y noches de intenso frío en las que son frecuentes las heladas y temperaturas inferiores a los 0 °C. Pero se recomienda informarse de las condiciones climáticas antes de viajar ya que los problemas ambientales de calentamiento global han hecho variar las épocas de lluvia y de sequía.

Flora

Se definen siete áreas diferentes que contienen una gran variedad de microclimas. Eso configura una gran diversidad de vegetación. Se han detectado 779 especies altoandinas, que incluyen 340 géneros y 104 familias.

En esta variedad vegetal la familia de las Bromeliáceas está representada por la Puya (puya raymondi), una especie que se caracteriza por tener la inflorescencia más grande que se conoce en todo el planeta. También hay bosques de queñual y abundantes gramíneas.

Fauna

En cuanto a la fauna, el Parque Nacional Huascarán debido al buen estado de las formaciones vegetales, se encuentran numerosas especies. Así, se registra más de 120 especies de aves y 10 de mamíferos. Entre las aves más resaltantes tenemos el cóndor andino, el pato de los torrentes y la perdiz de puna, el pato jerga, el pato cordillerano. Se encuentra también el zambullidor pimpollo, la gallareta gigante, la gaviota andina.

Entre los mamíferos destacan el gato montés, el gato andino, el oso de anteojos, la taruca rumiante de grandes cuernos de mayor tamaño que el venado, y la vicuña. Otras especies de importancia son el venado gris, el puma, la vizcacha, la comadreja, el añaz, el zorro andino, entre otros.

Mapa del Parque Nacional Huascarán

¿Y tú que opinas?