Año del Bicentenario del Perú: 200 Años de Independancia

Perro Terrier Tibetano

perro-terrier-tibetano

  • Altura a la cruz: de 36,5 a 40,6 cm en los machos; las hembras ligeramente más pequeñas
  • Peso: no especificado en el estándar
  • Capa: todos los colores excepto el chocolate o el hígado
  • Aptitudes: antaño perro de pastor, perro de compañía

A pesar de su nombre, este perro no tiene nada de Terrier salvo el carácter travieso y divertido que muestra a veces. Cuando llegó a Europa, los británicos le buscaron un nombre, primero lo llamaron Griffon pero al final se decidieron por Terrier Tibetano.

Origen

El Terrier Tibetano es una raza muy antigua procedente de las montañas del Tíbet. Criado básicamente en monasterios, los monjes lo utilizaron como perro de compañía y los pastores como guía de rebaños. Es una de las razas más puras que existen, ya que no ha recibido el aporte de otras razas desde hace veinte siglos. En los años veinte, la raza llegó a Europa de la mano del Dr. Angés Greig, quien introdujo en Gran Bretaña la primera pareja, regalo de una princesa tibetana.

Comportamiento

El Terrier Tibetano, a diferencia de los Terrier, es tranquilo, tierno, dócil y sereno. Que no sea un “verdadero” Terrier no significa que no sea vigoroso, juguetón, terco e independiente. Desconfiado con los extraños, siente un gran apego por sus dueños y se muestra dulce y agradable con los niños, aunque si lo manosean demasiado puede que reaccione mal. Ante una situación que lo requiera, el Terrier Tibetano se mostrará valeroso, tenaz y valiente.

Aspecto

El Terrier Tibetano es un perro fuerte, compacto y cuadrado envuelto por una abundante doble capa de pelo; el manto exterior es largo y recto y el interior, fino y lanoso. Las orejas, en forma de “V” y cubiertas de flecos, le cuelgan a los lados de la cabeza. Tiene la cola insertada alta y enroscada sobre el dorso. Los pies son grandes, planos y redondos. Se admiten todos los colores excepto el chocolate o el hígado.

Cuidados específicos

El Terrier Tibetano se adapta bien a la vida de interior a condición de que pueda hacer el suficiente ejercicio, le conviene dar largos paseos a diario.

Hay que ser constante en su educación, es recomendable enseñarle a ser limpio en casa desde pequeño. Es obediente y aprende con ganas pero a veces puede ser un poco testarudo.

Su larga melena requiere un cepillado diario. Si el perro no ha de ir a exposición, se le puede cortar el pelo. Lleve el peinado que lleve, hay que mantener limpias las zonas de oídos y ano para evitar infecciones.

Salud

El Terrier Tibetano es duro y resistente aunque puede padecer displasia de cadera y atrofia progresiva de retina.

¿Y tú que opinas?