Año del Bicentenario del Perú: 200 Años de Independancia

Entropión en perros

entropion-en-perros

El entropión ocurre cuando el borde del párpado o parte de él se dobla hacia adentro, quedando las pestañas en contacto con el globo ocular. Esto puede ocurrir en el párpado superior, en el inferior o en ambos, aunque es más frecuente en el inferior. También es más común que ocurra en los dos ojos, aunque puede presentarse en uno solo.

Como consecuencia del roce de las pestañas contra el globo ocular, se produce fricción, irritación, incomodidad y dolor. De no tratarse a tiempo, esta condición puede conducir a daños severos en los ojos afectados.

Síntomas

Es importante llevar al perro al veterinario lo antes posible si se detectan síntomas de entropión. Entre estos síntomas se encuentran:

  • Ojos llorosos y lagrimeo excesivo.
  • Descarga ocular, que puede tener sangre o pus.
  • Párpado visiblemente enrollado hacia adentro.
  • Irritación de los ojos.
  • Piel engrosada alrededor de los ojos.
  • El perro mantiene los ojos entrecerrados.
  • Blefarospasmos (espasmos de los párpados que están siempre cerrados).
  • Dificultad para abrir los ojos.
  • Queratitis (inflamación de la córnea).
  • Úlceras en la córnea.
  • Pérdida de visión (en casos avanzados).
  • El perro se frota los ojos constantemente, causándose mayor daño.
  • Letargo.
  • Agresión por dolor.
  • Depresión.

Causas y factores de riesgo

El entropión primario puede ocurrir por un defecto durante el desarrollo del perro o por defectos congénitos. Por su parte, el entropión secundario es adquirido y se debe a causas ambientales.

El entropión primario se detecta con más frecuencia en cachorros y perros jóvenes. Tiene un componente genético muy importante, y por lo mismo es más frecuente en ciertas razas, especialmente las que tienen caras planas y hocicos achatados o las que presentan arrugas en la cara. Las razas más propensas a sufrir esta enfermedad son: chow chow, shar-pei, boxer, rottweiler, doberman, labrador, cocker spaniel americano, cocker spaniel inglés, springer spaniel, setter irlandés, bull terrier, collie, bloodhound, maltés, pekinés, bulldog, pug, mastín inglés, bullmastiff, San Bernardo, gran Pirineo, gran danés y Terranova.

El entropión secundario, en cambio, ocurre con más frecuencia en perros mayores y puede afectar a todas las razas de perros. Es consecuencia de otras enfermedades o de factores ambientales. Las causas más comunes de entropión secundario en perros son: blefarospasmos (espasmos de los párpados), traumas oculares o palpebrales, inflamación crónica, obesidad, infecciones oculares, pérdida rápida y marcada de peso, pérdida de tono muscular en los músculos asociados al ojo.

Diagnóstico

El entropión es fácil de diagnosticar solamente mediante auscultación clínica, pero siempre debe hacerla un veterinario certificado. De todos modos, el veterinario hará un examen ocular completo para descartar otras complicaciones asociadas y problemas similares al entropión (como distiquiasis o blefarospasmos).

De considerarlo necesario, puede solicitar otros exámenes para las otras complicaciones que encuentre.

Tratamiento

La única forma de solucionar este problema es mediante cirugía. La cirugía de los cachorros con entropión plantea un problema adicional, y es que se siguen desarrollando hasta la adultez. En esos casos, el veterinario puede optar por otros procedimientos periódicos temporalmente, hasta que el perro alcance una edad en que es apropiada la cirugía.

El pronóstico para los perros operados es excelente.

Prevención

El entropión no puede prevenirse, pero es desaconsejable usar como reproductores a los perros que han sufrido esta condición.

¿Y tú que opinas?