Año del Bicentenario del Perú: 200 Años de Independancia

Fiebre en perros

fiebre-en-perros

La fiebre tal y como la conocemos no es exclusiva del ser humano, los perros también pueden contraerla y se debe estar alerta ante los síntomas de la fiebre en el perro.

Recuerda que él no puede comunicarte que se encuentra mal o que le sucede alguna cosa, deberás controlar tú mismo su estado de salud. Se trata de una situación que si no se corrige puede traer consecuencias fatales para el animal.

La fiebre en los perros y las causas que la provocan

La fiebre es un excelente mecanismo de defensa que mediante el aumento de la temperatura corporal busca destruir al agente patógeno. Por lo tanto podemos concluir que se trata de una reacción del sistema inmune.

La temperatura normal de los perros oscila entre los 38,5ºC y 39,5ºC, cuando la temperatura rectal se encuentra por encima de los 39,5 grados podemos hablar de fiebre y si esta temperatura es cercana a los 41 grados puede ocasionar incluso la muerte. Estas son algunas de las causas que provocan la fiebre en los perros:

  • Infecciones bacterianas, fúngicas, virales o causadas por parásitos.
  • Reacción adversa a una vacuna, generalmente se manifiesta entre 24 y 48 horas tras la aplicación de la misma.
  • Ingestión de sustancias tóxicas.
  • Enfermedades inflamatorias no infecciosas.
  • Golpe de calor o insolación.

Existen otras causas más difíciles de diagnosticar tras la fiebre, como por ejemplo el cáncer o enfermedades del sistema inmune.

Síntomas de la fiebre en perros

Si sospechas que tu perro puede tener fiebre debes verificarlo tomándole la temperatura rectal con un termómetro específico para canes. Se debe lubricar y posteriormente introducir en el recto a unos 2 centímetros de profundidad y esperar el resultado. Además, en el caso de temperatura corporal elevada podrás observar algunos síntomas característicos:

  • Nariz caliente y seca, aunque no siempre es indicativo del estado febril
  • El perro se encuentra cansado y triste
  • Temblores
  • Secreción nasal
  • Trastornos gastrointestinales varios, como la pérdida de apetito y vómitos

Tratamiento del perro con fiebre

Ante cualquier señal de fiebre acude inmediatamente al veterinario (de urgencia si es una fiebre mayor de 41ºC) y ten presente que aunque sea una fiebre leve es muy recomendable que tu perro acuda a una clínica veterinaria para ser valorado debidamente.

En algunos casos puede no ser nada pero podemos correr el riesgo de estar ante un problema mayor que necesite tratamiento y medicación.

El veterinario mediante pruebas hará un diagnóstico que explique el motivo por el que tu perro tiene fiebre (infección, golpe de calor etc.) y a partir de ahí aplicará el tratamiento farmacológico que considere necesario.

Tratamientos caseros para bajar la fiebre de mi perro

Si estás ante una emergencia y no puedes acudir al veterinario lo mejor que puedes hacer es ayudarlo e intentar tratarlo tú mismo en casa. No te guíes solamente por el calor de tu mano, deberás tomarle la temperatura como te hemos indicado anteriormente.

Recuerda que posteriormente deberás acudir al veterinario pues puede ser síntoma de una infección o una enfermedad vírica grave como por ejemplo el parvovirus.

Algunos consejos:

  • Durante todo el proceso fíjate y observa si tiene otros síntomas además de la subida de temperatura.
  • Si se trata de una fiebre baja (superior a 39,5ºC) puedes, sencillamente intentar refrescarlo mediante una esponja con agua fría las zonas del abdomen, axilas e inglés.
  • También en el caso de fiebre baja puedes humedecer una toalla con agua tibia y cubrirle entero durante algunos minutos. Luego deberás sacarlo a conciencia.
  • Si tu perro empieza a desarrollar una fiebre muy alta (superior a 41ºC) puedes bañarlo en agua templada (nunca fría, ya que podría llevarlo a un estado de shock), ponerlo en un lugar fresco, humedecerle la cabeza, las patas y el abdomen.
  • No es aconsejable que esté húmedo o mojado durante mucho tiempo.
  • Para cualquier tipo de fiebre es fundamental mantenerlo bien hidratado, no lo fuerces a beber, pero asegúrate que va tomando agua de forma continua agua, aunque sea en poca cantidad. Ayúdate de una jeringa sin punta si hace falta.
  • Tras 24 horas, si tu perro sigue con fiebre acude urgentemente a tu veterinario.

Cuídalo y mímale durante todo el proceso que esté febril, el contacto físico y las palabras de ánimo le pueden ayudar positivamente a agilizar el proceso.

Evita dar aspirina, paracetamol, ibuprofeno u otro tipo de medicina destinada al uso en humanos a tu perro si tiene fiebre, está totalmente desaconsejado su uso excepto en aquellos casos que te aconseje el veterinario con medicamentos específicos. La sobredosis puede tener consecuencias muy graves, hasta la muerte.

Cómo puedo prevenir la fiebre

Estos son algunos de los consejos para prevenir que vuelva a aparecer la fiebre:

  • Llevar a tu perro al veterinario con la regularidad que él te indique
  • Seguir de manera estricta el calendario de vacunaciones
  • Aplicar las pipetas correctamente, la desparasitación es muy importante
  • Comprobar si tenemos plantas tóxicas en el jardín o dentro del hogar
  • No dar a tu mascota cebolla, chocolate, leche y derivados, cebolla, ajo, uvas, aguacate
  • No exponer a tu perro a una calor excesiva
  • No exponer a tu perro al frío excesivo

Cuídalo como se merece y necesita. Recuerda que no todos los perros se adaptan a la vida exterior, a según qué trabajos o a todos los alimentos. Él te lo agradecerá.

¿Y tú que opinas?