Año del Bicentenario del Perú: 200 Años de Independancia

Francisco Antonio de Zela

Francisco Antonio de Zela

  • Nacimiento: 24 de julio de 1768 Lima, Virreinato del Perú
  • Fallecimiento: 18 de julio de 1819 Chagres, Comandancia General de Tierra Firme, Virreinato de Nueva Granada
  • Padres: Alberto de Zela y Neyra, y de Mercedes de Arizaga y Hurtado de Mendoza
  • Cónyuge: María Natividad de Siles y Antequera
  • Hijos: María Flora de Zela y Siles, María Manuela de Zela y Siles, José Santiago de Zela y Siles, María Emerenciana de Zela y Siles, José Santos de Zela y Siles, José Manuel de Zela y Siles, José Buenaventura de Zela y Siles, María del Rosario de Zela y Siles, Lucas Miguel de Zela y Siles

Francisco Antonio de Zela y Arizaga fue un político peruano que encabezó la Revolución de Tacna de 1811, siendo reconocido como uno de los precursores de la Independencia del Perú.

Biografía

Francisco Antonio de Zela, a la edad de 11 años, asiste con regularidad a sus clases del Seminario. Era un niño de constitución física débil, de faz pálida y de ensortijados cabellos castaños con inteligencia vigorosa y vivaz, de una cordial y luminosa mirada.

A la edad de 17 años, abandona el seminario, porque no tiene vocación por la carrera eclesiástica. Se interesa más por la filosofía social y revolucionaria de Rosseau y de otros enciclopedistas franceses. Así mismo lee todos los ejemplares de las gacetas oficiales llegados de la metrópoli, que los adquiere mediante sus parientes influyentes de la administración colonial.

Al morir su padre, Francisco Antonio(a la edad de 24 años), toma la vacante de ensayador y balanzario interino de la Real Caja de la ciudad de Arica con sede en nuestra ciudad.

Revolución de Tacna

Francisco Antonio de Zela es conocido por dar el primer grito libertario del Perú en la ciudad de Tacna el 20 de junio de 1811 siendo considerado el líder de la primera insurrección armada por la independencia del Perú. La rebelión de Tacna estuvo en estrecho contacto con la revolución argentina, que se inició en Buenos Aires el 25 de mayo de 1810. Los argentinos enviaron un ejército a la Provincia de Charcas (actual Bolivia), bajo el mando del general Antonio González Balcarce y del abogado Juan José Castelli. Los rioplatenses enviaron proclamas a varias ciudades del sur del Perú, invitándolos a seguir la revolución.

Zela fue el primero en responder y en un «Bando al pueblo de Tacna» declaró su adhesión a la Junta de autogobierno de Buenos Aires y su fidelidad al rey de España, de acuerdo con la posición de la Junta,​ y pretende asumir la jefatura político-militar de la plaza militar imponiéndose él mismo el título de «Comandante Militar de las Fuerzas Unidas de América». Francisco Antonio de Zela fue apoyado por un numeroso grupo de criollos, mestizos e indígenas, entre ellos el cacique de Tacna, Toribio Ara, junto a su hijo José Rosa Ara y el cacique de Tarata y Putina, Ramón Copaja.

Bajo la dirección de Zela, en la ciudad de Tacna, se asaltó primero el cuartel de caballería del Regimiento Dragones del Rey y luego el cuartel de infantería que estaban situados a dos cuadras de distancia a la voz de «…cargar y adelante», la noche del 20 de junio de 1811. Francisco Antonio de Zela enarboló una bandera con colores azul y blanco a cuatro campos triangulares, estableciendo por escasos tres días un gobierno libre, autogobierno adherido a los principios de la Junta de Buenos Aires.​

El mismo día (20 de junio) el ejército patriota argentino fue derrotado por el ejército realista peruano encabezadas por el brigadier José Manuel de Goyeneche en la Batalla de Guaqui, en las cercanías del lago Titicaca, y por lo tanto, Francisco Antonio de Zela nunca recibió el apoyo necesario. Esta noticia deterioró la moral de la reducida tropa de Zela, como resultado de ello, fueron diezmados y algunos capturados por los españoles sin presentar batalla.

Los principales dirigentes de la rebelión fueron sometidos a juicio, entre ellos Francisco Antonio de Zela, que fue llevado a Lima. Allí, gracias a las influencias de su familia y a la mediación de importantes personajes se le conmutó la pena de muerte por la de encierro perpetuo en el morro de La Habana. Pero se consiguió modificar aún más la sentencia: una pena de diez años de presidio en la cárcel de Chagres de Panamá, y terminados éstos, expatriación perpetua. Su prisión en Lima duró cuatro años y en 1815 fue trasladado a Panamá. Afectado por el clima tropical y las duras condiciones de su encierro, falleció algunos años después. Una versión muy difundida afirma que su fallecimiento se produjo el 28 de julio de 1821, el mismo día de la Proclamación de la Independencia del Perú. Lo cierto es que murió en 1819 a la edad de 50 años.

Muerte de Francisco Antonio de Zela

Condenado a muerte, se le conmutó la pena por diez años de internamiento en el presidio de San Lorenzo de Chagres, zona insalubre de Panamá, a donde lo acompaña su hijo menor José Manuel de nueve años de edad.

José Manuel murió al poco tiempo, al no poder resistir el ambiente de la prisión. Años más tarde, el 28 de julio de 1821, el mismo día de la Proclamación de la Independencia del PerúFrancisco Antonio de Zela muere sólo y abandonado en una de las mazmorras de esta prisión a la edad de 50 años, sin conocer la noticia de la Independencia del Perú.

¿Y tú que opinas?