Año del Bicentenario del Perú: 200 Años de Independancia

Gato Persa

gato-persa

  • Tipo: tamaño medio, macizo
  • Cabeza: redonda, maciza, bombada, orejas pequeñas y redondeadas con penachos de pelo; ancha en la zona del hocico, nariz corta y ancha
  • Ojos: grandes, redondos, expresivos; color según la variedad
  • Cuerpo: macizo, musculoso, patas cortas, pecho ancho y profundo
  • Cola: corta, con pelaje denso
  • Pelaje: sedoso, suave, largo, denso
  • Colores: pelajes unicolores (negro, azul, crema, chocolate, lila, rojo); blanco; tortuga; smoke; bicolores, arlequín, van; tabby; silver y golden; colourpoint

El gato Persa es para muchos, sinónimo de gato de lujo, el máximo representante de las razas nobles. Su porte tranquilo, su pelaje majestuoso y su gracioso hocico plano, lo convierten en el rey de las exposiciones. El Persa será el gato ideal siempre que se asuma como rutina diaria la dedicación al cepillado de su melena.

Origen

Todo apunta a que los primeros ejemplares llegaron a Inglaterra hacia el 1800 procedentes de Turquía y de la antigua Persia (Irán).

Comportamiento

El gato Persa posee un carácter tranquilo y sociable, de fácil convivencia, acepta muy bien a otro compañero de su misma especie.

Aspecto

El Persa es perfectamente reconocible por su largo pelaje y su cara plana.

En general se trata de animales de tamaño medio, de cabeza y orejas redondeadas, nariz corta y ancha, ojos redondos. Pelaje largo, denso y sedoso con gran variedad de tonos; blanco, negro, smoke, bicolores, etc.

Cuidados específicos

El gato Persa exige un cuidado constante y meticuloso de su pelaje. Como ocurre con todos los gatos de pelo largo, por ellos mismos no serán capaces de asear su cabellera, van a necesitar de nuestra ayuda para mantenerla en perfecto estado ya que el descuido puede originar problemas de higiene y salud.

Salud

Entre las enfermedades o lesiones más frecuentes se encuentran las producidas como consecuencia del acortamiento de su cara: alteraciones; oftalmológicas, mandibulares y faciales. En menor medida también se encuentran casos de Cataratas y de Síndrome de Chediak-Higashi (inmunodeficiencia genética asociada al color azul ahumado).

¿Y tú que opinas?

Menu