Año del Bicentenario del Perú: 200 Años de Independancia

Gato Sphynx

gato-sphynx

  • Tipo: gato desnudo
  • Cabeza: angulosa, ligeramente triangular, más larga que ancha, nariz corta, orejas muy grandes y anchas en la base
  • Ojos: en forma de limón, grandes, oblicuos, color acorde con el del pelaje
  • Cuerpo: mediano, alargado, duro, musculoso, pecho muy ancho y abdomen rollizo
  • Cola: delgada, más ancha en la base, puede tener un mechón de pelos en la punta
  • Pelaje: aparentemente desnudo; puede tener una pelusa corta y suave; pliegues alrededor del hocico, entre las orejas, en los hombros y en las patas; la piel tiene el mismo tacto que un paño de gamuza; el pelaje es un finísimo vello en la mayor parte del cuerpo
  • Colores: todas las variedades cromáticas incluyendo todas las combinaciones con blanco; se acepta que cualquier parte sea blanca; el blanco parece rosa, y el negro, gris oscuro

El Sphynx produce, desde sus orígenes, el mismo grado de afecto que de rechazo. Para sus detractores es un gato raro; con cabeza de serpiente y orejas de murciélago. Sus incondicionales, en cambio, lo valoran como una excentricidad de la naturaleza. Lo cierto es que su desnudez no deja a nadie indiferente.

Origen

Los antiguos aztecas criaban por igual a perros y gatos sin pelo. Existen grabados precolombinos donde se pueden apreciar. Mucho después, en 1830 el biólogo alemán Rudolph Renger ya describía a los Sphynx en su obra “Historia natural de los mamíferos del Paraguay”. Posteriormente, en 1902 J. Shinick de Alburquerque (New México) publicó un artículo, junto a la fotografía de dos gatos desnudos, donde relataba que la raza estaba a punto de desaparecer. Desde entonces, criadores europeos y americanos han seguido interesándose por la raza, en la actualidad está reconocida por las principales federaciones.

Comportamiento

El Sphynx es un gato tranquilo y cariñoso, necesita mucho contacto físico. También es muy juguetón, le encanta saltar y trepar. En casa, se adaptará perfectamente a la vida familiar, no suele tener problemas con otros animales y se mostrará paciente con los niños gracias a su, prácticamente, carencia de agresividad.

Aspecto

El Sphynx es un gato mediano, alargado y musculoso. La cabeza angulosa, con los pómulos muy salidos. Las orejas, grandes y separadas. La nariz corta y los ojos grandes, en forma de limón. La piel forma unos pliegues en el hocico, las orejas, los hombros y las patas. El pelaje se limita a un finísimo vello de tacto parecido a una gamuza. En cuanto a los colores, se admiten todas las variedades y combinaciones.

Cuidados específicos

El Sphynx, debido a la ausencia de manto, necesitará un aseo constante ya que su piel produce mucho sebo al transpirar. Es recomendable bañarlo un par de veces al mes con algún champú específico. Su piel, en cambio, no necesita una especial atención ante el sol, reacciona como la humana, las partes más pigmentadas pueden oscurecerse e incluso aparecer pecas.

Salud

El Sphynx, pese a la fragilidad de su apariencia, suele ser un gato robusto y saludable. Lo único a tener en cuenta, por su carencia de pelaje, es no exponerlo a bajas temperaturas.

¿Y tú que opinas?