Año del Bicentenario del Perú: 200 Años de Independancia

Historia de Huánuco

historia-de-huanuco

Si hablamos de los primeros pobladores de Huánuco, según los historiadores fue poblado por hombres corpulentos procedentes de la hile amazónica. Fueron ocupando los valles de los ríos Huallaga, Pachitea y el Marañón formando a su paso culturas propias o autóctonas. Los primeros inmigrantes poblaron el Huallaga y sus afluentes por la margen izquierda, siempre en pos del Alto Marañón. El nombre del departamento provendría del antiguo pueblo de los Guanacos, que dominaron toda la región.

La importancia de este departamento no sólo está en su ubicación geográfica y pasados históricos, sino también en la riqueza de sus tierras, en donde la presencia del hombre se remonta a épocas muy tempranas. Entre sus ejemplos más característicos figuran «El Hombre de Lauricocha» y los vestigios de la ocupación humana más antigua de América: Kotosh, el templo de las manos cruzadas.

En un lento proceso el antiguo poblador llegó a Huánuco cerca de 5000 años A. C. y ensayaba la domesticación del cuy. En Lauricocha, Huánuco Marka y otros lugares apropiados domesticaron los auquénidos y se dedicaron a la cacería de guanacos para aprovisionarse de la carne y lana. También se ha identificado una cerámica llamada Wayra Sirka (1800 a.C.) que está emparentada con los tipos cerámicos más antiguos del continente.

Se afirma que el más antiguo poblador de nuestra patria es el hombre de Lauricocha que era de talla media, cara ancha, arcos superficiales bien pronunciados, fue primitivo, cazador de vida nómada que que vivía en agrupaciones aisladas entre sí, se cubría con pieles de animales. Luego de una secuencia cultural en la que se deja sentir la influencia Chavín hacia 1000 a.C., en Huánuco se formó una cultura regional conocida con el nombre de Higueras. En realidad, no se sabe bien que ocurrió hasta aproximadamente 1000 d.C., cuando aparecieron restos de edificios en Tantamayo, que son construcciones sepulcrales de varios pisos. Sobre ellos se asentó la conquista Inca, que construyó su capital provincial en Huanucopampa, en las alturas.

Dentro de los actuales linderos de la Región Huánuco habitaban diversas naciones, cuyo estado cultural variaba desde la del tipo señorial al de una Primitiva Barbarie. Entre ellos estaban la de los Huánuco, Chupachos, Panataguas y otros. La zona fue poblada por diferentes etnias, quienes luego de ofrecer seria resistencia al imperio incaico, fueron incorporándose a él, convirtiendo así a Huánuco en vía de paso obligatorio de la ruta Cusco-Cajamarca y viceversa. Testigo de este movimiento es la ciudadela de Huánuco Pampa o Huánuco-Marca.

El 15 de agosto de 1539 es fundada por los conquistadores españoles con el nombre de Huánuco de los Caballeros. El capitán extremeño Gómez de Alvarado y Contreras, a nombre del Rey de España, fundó lo ciudad de León de Huánuco en el mismo lugar donde se alzaba la famosa urbe inca-yarowilca de Wuanuko, es decir, en la planicie de Huanucopampa, o 140 Km de su actual ubicación. Cuenta la historia que a los pocos meses de este solemne acto ya causa del hostigamiento e Incursiones del caudillo Inca Illathupac, los conquistadores europeos optaron por trasladarla ciudad o este valle del Pilca, siendo los artífices de la empresa el propio Gómez de Alvarado y Contreras y el capitán Pedro Barroso. En octubre de 1542, el Gobernador Vaca de Castro comisionó a Pedro de Puelles la repoblación de la ciudad de León de Huánuco. Este experimentado fundador delineó el plano definitivo de nuestro damero que hoy nos presenta como una de las urbes mejor planificadas del país.

Durante la etapa de la emancipación, Huánuco fue una de las primeras ciudades en impulsar la independencia del Perú, a comienzos del siglo XIX. Inclusive figura como 15 de diciembre de 1820, la primera jura de independencia, tras una serie de levantamientos en Huamalpies, Huallanca y Ambo.

Durante la colonia y posteriormente en la república, Huánuco tuvo una decidida participación en la independencia y defensa de nuestra patria. Asímismo, gracias al aporte de sus hijos, siempre destacó en las áreas de lo cultura y las ciencias. Renovamos nuestro homenaje a quienes hicieron lo posible para legarnos esta tierra libre, noble y generosa: Aparicio Pomares, Gabriel Aguilar Nalvarte, Juan José Crespo y Castillo, Fray Marcos Durán Martel, Norberto Haro, Leoncio Prado Gutiérrez, Inca Guamán Poma de Ayala, Amarilis, Mariano Dámaso Beraún, Daniel Alomía Robles, Hermilio Valdizán, José Varollanos, Javier Pulgar Vidal y Augusto Cárdich, entre otras ilustres figuras.

¿Y tú que opinas?

Menu