Año del Bicentenario del Perú: 200 Años de Independancia

Historia de Tumbes

historia-de-tumbes

El departamento de Tumbes fue una región poblada, desde tiempos anteriores al Imperio de los Incas, por culturas que han dejado testimonio de su adelanto en la alfarería y construcción de huacas que se mantienen hasta nuestros días. Sus primeros pobladores estuvieron dedicados a la pesca y a la caza.

El Imperio de los Incas extendió sus dominios hasta Tumbes cuando gobernaba Pachacútec, quien introdujo una nueva organización. La tarea de incorporación social de sus pobladores continuó con Túpac Yupanqui, quien concedió gran importancia a esta región como punto de apoyo para consumar la conquista de los Cañaris.

En Tumbes se inició la aventura de la Conquista del Tahuantinsuyo cuando, después de vencer innumerables dificultades, los españoles lograron desembarcar en esta parte del fabuloso Imperio de los Incas, del que tantas leyendas habían oído, particularmente de sus riquezas. Desde aquí, con la información reunida y datos obtenidos, los conquistadores partieron hacia el resto del Imperio para fundar ciudades y someter a sus pobladores.

Durante la Colonia, el lugar sólo fue una zona de tránsito para soldados y aventureros que se detenían para reaprovisionarse.

Sin ninguna importancia ni figuración en dicha etapa, Tumbes sólo adquirió permanente actualidad durante la República, a raíz de los conflictos con Ecuador, recientemente superados.

Origen del nombre Tumbes

Sobre el origen de la palabra «Tumbes» no existe un estudio definido y preciso.

Los españoles conocieron la ciudad de Tumbes como «Tumpis», éste era el nombre con que se designaba al conjunto de pobladores ubicados en ese valle, o como «Tumbos» por la existencia de unos frutos que abundaba en la zona en esos tiempos.

También se piensa que el origen de la palabra «Tumbes» proviene de «Tumpi» o «Tumbi», que era el nombre con que se conocía al bastón o cayado que usaban los curacas de Tumbes.

El Inca Garcilaso de la Vega en sus «Comentarios Reales», nos indica que los españoles eran muy adictos a corromper vocablos y es muy posible que el origen de la palabra «Tumbes» sea el resultado de la deformación y modificación de las palabras «Tumpis», «Tumbe», Tumbi» etc.

¿Y tú que opinas?