Año del Bicentenario del Perú: 200 Años de Independancia

Leyenda de la Laguna de Paca

Leyenda de la Laguna de Paca

Esta laguna de Paca guarda entre sus aguas las más fascinantes historias y relatos, ubicada en el Valle de Mantaro, en la provincia de Jauja. Se ha convertido en el punto de encuentro de propios y extraños.

Una vez bajo Dios a la tierra. Llamo a la puerta de una casa. Sin abrir le gritaron, ¡fuera sucio! Entonces siguió su camino. A poco llamo a otra puerta, vivían allí dos pobres viejecitos que a esa hora preparaban su comida en una ollita de barro. La comida era tan escasa que apenas alcanzaba para una persona, entonces Dios puso las manos sobre la ollita y la comida aumento y de ella comieron los tres. Cuando terminaron dijo Dios: Vamos. El viejito antes de salir sacó de su casa su tambor. Subieron un cerro. Los viejitos caminaban por delante, Dios por detrás. Al cabo de un rato Dios pidió al viejito su tambor. Entonces dijo Dios: no vayan a volver la cara y soltó el tambor. El tambor rodaba sonando cada vez más fuerte. Los viejitos volvieron la cara y quedaron convertidos en piedra blanca. El tambor rodaba, rodaba, hasta que llego al pueblo y reventó. De él salio tanta agua que anego los campos, las casas, hasta convertir el pueblo en una laguna.

Otras leyendas de la Laguna de Paca

Según las leyendas y mitos que se han trasmitido de generación en generación como aquel origen de la laguna, de la sirena de cabellos dorados, de la campana de oro y del Indio durmiente. Se dice también que esta laguna está de alguna forma conectada con la Laguna de Ñahuimpuquio cerca de la ciudad de Chupaca.

Algunas leyendas diferentes a esta dice que una vez una persona de la 3ra edad fue a un pueblo llamado paca (antes paca, después se convirtió en laguna) ya ese anciano fue a ese lugar como un mendigo, fue de casa en casa pidiendo un vaso de agua pero la gente que vivía por ahí no le quiso dar un vaso con agua. La mayoría de la personas le decía no tengo y le cerraban la puerta pero ese anciano llegó a una casa donde lo recibieron y le dieron lo que pedía que solo era un vaso con agua; luego de eso el anciano le dijo a la familia que tenían que irse de ese lugar porque iba a venir un diluvio y todas las personas que habitaban ahí iban a morir. Y que si escucharan algún ruido no voltearan por que se convertirían en piedra. (Castigo por desobediencia) La familia hizo caso y se fue pero por medio camino el pequeño de la familia volteo y se convirtió en piedra; luego el padre también desobedeció y volteo también se convirtió en piedra; luego fue la madre con su pequeño hijo que también se convirtieron en piedra. (Ese fue el castigo por no obedecer lo que le dijo el anciano).

¿Y tú qué opinas de esta leyenda de la Laguna de Paca?

¿Y tú que opinas?