Año del Bicentenario del Perú: 200 Años de Independancia

Oso Perezoso

oso-perezoso

Aunque la tendencia más común es adoptar un perro o un gato como mascota, incluso, peces, tortugas o pájaros, pero aquí te mostramos otra posibilidad mucho más exótica, la cual, no está exenta de dificultades. En este caso, estamos hablando de tener un Oso Perezoso como mascota.

Los osos perezosos son animales herbívoros originarios de Sudamérica, que se han adaptado de tal manera a la locomoción arborícola que han perdido la capacidad de moverse por el suelo. Estos animales viven en altitudes bajas, en los pastizales y bosques secos y su promedio de vida es de uno 20 años. Existen dos familias de perezosos, que se diferencian por tener tres dedos o dos dedos. Mide aproximadamente de 40 a 75 cm, aunque la cola es de 3,8 cm. Pesa entre 2.3 y 5.5 Kg.

Alimentación y personalidad

En su hábitat natural, los osos perezosos consumen hojas de hasta 96 especies de árboles distintos, por lo que presentan una dieta rica y variada, aunque básicamente vegetariana.

Respecto a su comportamiento, suelen ser animales bastante solitarios, ya que únicamente se reúnen en grupos o se socializan cuando llega el momento del apareamiento, o bien, cuando la madre cría a sus vástagos.

Especie en peligro de extinción

Debido a que inspiran mucha ternura a causa de su apariencia y a su lentitud de movimientos, muchas personas desena tener un Oso Perezoso como mascota, sin embargo, al comprar un ejemplar, estamos fomentando el tráfico ilegal de la especie y poniendo en riesgo su vida, ya que al tratarse de animales tan indefensos, los traficantes arrancan las crías de sus madres de forma sencilla y sin ningún tipo de remordimiento.

Por último, hay que tener en cuenta que si finalmente optamos por adoptar a un Oso perezoso, debemos saber que supondrá una fuerte inversión de dinero, ya que aparte de tener un alto valor de mercado, es necesario obtener el CITES, el certificado sobre especies amenazadas.

¿Y tú que opinas?