Año del Bicentenario del Perú: 200 Años de Independancia

Tortugas de tierra

tortuga-de-tierra

Quizás uno de los reptiles que nos generan más ternura son las adorables tortugas. Reptiles milenarios que han sobrevivido a muchos cambios terrestres y que han detenido su evolución manteniéndose desde épocas prehistóricas. Existen 2 tipos principales: tortugas acuáticas y terrestres. Me referiré particularmente a las terrestres y su condición como mascotas, sus principales cuidados y lo que debemos saber de ellas, además cuáles son las permitidas en nuestro país.

Hábitat

El hábitat de estas tortugas es la tierra en todo su esplendor. Según la raza y la zona donde vive varía su hábitat. La tortuga patagónica por ejemplo se encuentra en Rio Negro y Mendoza, provincias ambas de la República Argentina.

Muchas veces las tortugas son utilizadas como mascotas, pese a que se encuentran en peligro de extinción, y para que sobrevivan es necesario que tengan suficiente espacio de tierra y pasto para caminar, o fabricarles un terrario bien amplio donde se recree lo que sería su hábitat natural.

Alimentación

Casi todas las tortugas terrestres se caracterizan por ser vegetarianas, esto eso, por basar su dieta en vegetales. Uno de los grandes mitos es que estos animales sólo comen lechuga. Lo cual, definitivamente no es certero.

Para crecer sanas, requieren de una adecuada alimentación y sobre todo debe ser variada, para así aportarle todo lo necesario para su adecuado desarrollo.

Generalmente comen verduras como: lechuga, zanahoria, brócoli, choclo, acelga, tomate, arvejas, zapallo, etc.; Frutas como: manzanas, frutillas, higo, kiwi, frambuesas, sandía, melón, naranja, ciruela, etc.

Y fundamentalmente consumen agua.

Reproducción

Las hembras se encuentran sexualmente madura a los 9 años, mientras que los machos a los 7, y gracias a la diferencia en cuanto a la forma del Plastrón entre el macho y la hembra, la reproducción se realiza cuando el macho se monta sobre la hembra, la cual fertiliza los huevos gracias a que almacena el esperma. Una vez lograda la fecundización la hembra cava en la tierra agujeros de aproximadamente 10 centímetros de profundidad donde entierra los huevos (pueden ser entre 4 y 7). Esto quiere decir que son animales Ovíparos. La incubación puede demorar un año, luego de dicho tiempo nacen las crías que miden no más de 4 centímetros de largo.

¿Y tú que opinas?