Año del Bicentenario del Perú: 200 Años de Independancia

Perro Shar Pei

perro-shar-pei

  • Altura a la cruz: de 44 a 51 cm
  • Peso: de 17 a 25 kg de adulto (el estandard no marca el peso)
  • Capa: corta y áspera, de 1 a 2,5cm de largo (más largo sería una falta grave). Todos los colores sólidos son aceptados menos el blanco: rojo, negro, chocolate, azul, lila, fawn, etc.
  • Aptitudes: antaño perro de combate pero a fecha de hoy perro de compañía

El Shar Pei es un perro que no pasa desapercibido. Prudente, misterioso, con cara de hipopótamo y cubierto de abundantes arrugas, ha pasado de ser “el perro más raro” al más popular.

Origen

Los ancestros del Shar Pei se remontan a la dinastía Han (206 a.C.-220 d.C.). Eran unos perros robustos que vagaban por las calles en busca de comida y a diferencia del Shar Pei actual, tenían la piel completamente firme. Muchos siglos después, en Dah Let (China del Sur) se empezó a utilizar, en combates de perros, un ejemplar mediano, de mandíbulas potentes y de piel suelta (para reducir la gravedad de las mordeduras) que más adelante ya se conocería como Shar Pei. Con la llegada del comunismo, la raza estuvo en peligro de extinción hasta que los americanos descubrieron ese nuevo animal, se hicieron con algunos ejemplares y empezaron a abrir criaderos.

Comportamiento

El Shar Pei es un perro muy inteligente y, enseñado bien desde pequeño, aprende rápido lo que está bien y lo que está mal. Es tranquilo, respetuoso, limpio, juguetón, fiel y sobre todo muy cariñoso y nada ladrador. Es un perro maravilloso para estar con niños y no suelen tener ningún problema con otros animales domésticos. Como cualquier perro, es muy importante ofrecerle una buena sociabilización desde pequeño, tanto con otras personas como con otros perros.

Aspecto

El Shar Pei es compacto, sólido, cuadrado y de miembros fuertes y musculosos. Su cuerpo está cubierto de pliegues y arrugas. Estas arrugas y pliegues de adulto solo deberían quedar en la cabeza y a la altura de la cruz. El cráneo es plano, ancho y tiene unas orejas pequeñas, bastante gruesas y en forma de triángulo apuntando hacia sus ojos (nunca hacia abajo). La cola es gruesa, redonda en la base y la lleva enroscada por encima de la espalda. Tiene el pelo corto y duro que puede ser de color rojo, negro, chocolate, azul, lila, fawn, etc.

Cuidados específicos

Como cualquier animal doméstico, es necesario educar al Shar Pei desde cachorro. El dueño ha de seguir una rutina alimentaria para no alterar su delicado sistema digestivo. Se recomienda un pienso de gama alta y bajo en proteína animal, ya que no lo tolera bien y, un exceso de proteína animal, podría perjudicar su salud además de provocar alergia.

El Shar Pei detesta el frío pero le encanta tumbarse al sol.
Tiene una grasa corporal que le protege contra muchos bichitos y por eso solo se aconseja bañarlo una vez o dos como máximo al año, porque tarda mucho en volver a recuperar esa grasa tan especial.

Después de un largo paseo, es recomendable limpiarle con mucho cuidado sus ojos y oídos y pasarle una toallita húmeda por su pelaje para limpiarlo de cualquier suciedad.

Salud

El Shar Pei ha sido una raza que en poco tiempo ha visto disparada su popularidad y debido a la cría descontrolada de estos perros, ha dado pie a muchas preocupaciones de salud y de comportamiento. Se recomienda siempre adquirir un Shar Pei de un criador con garantía para evitar futuros disgustos.

Para mantener un Shar Pei sano, lo fundamental es alimentarlo de manera correcta para garantizar un buen crecimiento y una buena salud.

¿Y tú que opinas?