Año del Bicentenario del Perú: 200 Años de Independancia

Bosque de Piedras de Huayllay

Bosque de Piedras de Huayllay

El Bosque de piedras de Huayllay está ubicado en el distrito de Huayllay, provincia y departamento de Pasco, Perú. Está protegido por el establecimiento del Santuario Nacional de Huayllay. Constituye una maravilla natural andina, a 4,310 metros sobre el nivel del mar.

Es un atractivo turístico porque reúne más de 4.000 formaciones rocosas que semejan gigantescos perfiles humanos, como el caminante o pensador, y animales, como la tortuga, la alpaca, el cóndor, el elefante, la cebra, las monjas, el perro, el caracol, entre otros.

Es como un gigantesco oasis petrificado en medio de una desolada y fría puna. Es en este lugar donde la naturaleza ha esculpido figuras de hombres, animales y muchas otras, de variadas y caprichosas formas, tales como portadas de diferentes dimensiones, desde las más pequeñas hasta las más grandes. En este santuario también podemos encontrar pinturas rupestres.

Las figuras que más resaltan son: el perrito de circo, el pez, la tortuga, el caracol, el cocodrilo, las monjas, la cobra, el pavo real, el astronauta, la figura de la letra «H», el elefante, la alpaca, el cóndor y el sapo.

Este lugar es perfecto para salir de una vida rutinaria, además es especial para poder salir del estrés y entrar en un mundo misterioso; un dato adicional es que para algunos estudiosos es que este lugar fue un centro donde llegaban las naves espaciales de los extraterrestres.

Este santuario cuenta con baños termales, que son bien relajantes para todos aquellos que visitan el Bosque de Piedras de Huayllay.

En este lugar habitan venados, vicuñas, gatos monteses, zorrillos, gavilanes y perdices. La flora está conformada por pastos, queñuales, huamampintas, putagas y otros.

Ubicación

El Bosque de Piedras de Huayllay se encuentra a 40 kilómetros de la provincia de Cerro de Pasco, en la meseta del Bombón, situándose a partir de los 4.000 m.s.n.m., con una extensión aproximada de 6.815 hectáreas.

¿Y tú que opinas?