Año del Bicentenario del Perú: 200 Años de Independancia

Perro Grifón de Bruselas

perro-grifon-de-bruselas

  • Altura a la cruz: no está indicada en el estándar
  • Peso: dos clases: una hasta 3 kg. y otra de 3 a 5 kg. (macho) o hasta 6 kg. (hembra)
  • Capa: bermeja
  • Aptitudes: perro de compañía

El Grifón de Bruselas, también conocido como Griffon Bruxellois, acostumbra a caer bien por su simpática “cara de mono”.

Origen

El Grifón de Bruselas, el Grifón Belga y el Petit Brabançon tienen un origen común. Estos tres perritos proceden de los pequeños perros rateros que rondaban por los establos europeos. Se encargaban de deshacerse de las ratas, guardar la casa y ser unos buenos perros de compañía poco costosos. En Bélgica estaban muy valorados y durante el siglo XIX los belgas se encargaron de mejorar estos grifones de establo a partir de cruces con razas extranjeras (Carlino y King Charles Spaniel). A pesar de que los tres se consideran como tres variedades distintas de la misma raza, el Brabançon parece casi una raza distinta.

Comportamiento

Este pequeño Grifón es observador, curioso, espabilado y juguetón, por lo que se lleva genial con los niños a condición de que no lo traten como un muñeco. Es un perro listo y fácil de educar, afectuoso, tranquilo y siente un gran apego por su familia. Algunos pueden ser ruidosos pero será debido al aburrimiento y a la soledad.

Aspecto

El Grifón de Bruselas es un perro pequeño, de cuerpo corto y rechoncho y de cabeza grande y redonda. Sus orejas son pequeñas, de inserción alta altas y le caen hacia delante. Tiene unas cejas muy pobladas, un mostacho debajo de la trufa, barba y mechones en las mejillas. La cola, también de inserción alta, se acostumbra a cortar hasta un tercio. Su pelo es áspero, tosco y de un color rubio rojizo.

Cuidados específicos

Al ser un perro pequeño, el Bruxellois se adapta bien a la vida de interior pero necesita y agradece pasear por el campo con total libertad.

Si no se le educa bien puede volverse vicioso y desarrollar malos hábitos.

Salud

El Grifón de Bruselas no padece problemas específicos de salud, pero hay que prestar atención a sus ojos grandes y saltones ya que son propensos a lesiones.

¿Y tú que opinas?