Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad

Veterinaria Equina – Signos de buena salud

caballo-buena-salud

Un caballo sano está alegre y atento y responde con rapidez a cualquier estímulo externo; levantará las orejas ante un ruido repentino o levantará la cabeza  si ha visto algo a lo lejos. Tiene una expresión tranquila, confiada, y su movimiento es libre, fluido y regular, con suspensión en el tranco. Al estar parado debe estar aplomado, sosteniendo su peso sobre las cuatro extremidades. Adelantar una mano, o estar parado con el peso desplazado hacia atrás, indica un problema; la típica “postura laminitas” es un buen ejemplo. El caballo en libertad en el campo lleva un 60 por ciento de su peso sobre los anteriores y un 40 por ciento sobre los posteriores. De esta forma, y gracias a la mayor angulación que tienen los posteriores y la fuerza de los músculos del tercio posterior, el caballo está preparado para salir disparado al instante ante cualquier signo de peligro.

En reposo, el caballo puede descansar un pie u otro alternativamente. El mecanismo de “bloqueo” de los posteriores (un sistema de ligamentos que controla el movimiento de las articulaciones) posee un mecanismo que bloquea la articulación tibio-femoral, además de fijar las demás articulaciones sin necesidad de que actúe la tensión muscular; de este modo el caballo puede dormir de pie, completamente relajado.

¿Y tú que opinas?