Año de la universalización de la salud

Albaricoque

Prunus armeniaca / Rosaceae

albaricoque

El albaricoque es un fruto similar al melocotón pero mucho más pequeño, de color amarillo pálido o anaranjado con alguna sombra roja. La pulpa no es muy jugosa, tiene cierta textura fibrosa y consistencia harinosa cuando el albaricoque está maduro. Se consume principalmente como fruta fresca, aunque también se utiliza para fabricar algunos derivados como compotas, mermeladas, zumos y los famosos ‘orejones’ que no son más que albaricoques secos.

Alimentación y nutrición

El albaricoque seco (orejones) posee un efecto laxante, mientras que el fresco es un buen remedio para las diarreas. El albaricoque aumenta las defensas de nuestro organismo, es recomendable en situaciones de depresión, inapetencia y retraso en el crecimiento. No deben ser consumidos por enfermos de hígado o personas delicadas del estómago.

El fruto

El albaricoque es un fruto similar al melocotón pero mucho más pequeño, de color amarillo pálido o anaranjado con alguna sombra roja. La pulpa no es muy jugosa, tiene cierta textura fibrosa y consistencia harinosa cuando el albaricoque está maduro. Se consume principalmente como fruta fresca, aunque también se utiliza para fabricar algunos derivados como compotas, mermeladas, zumos y los famosos ‘orejones’ que no son más que albaricoques secos.

El albaricoque pertenece a la familia de las Rosáceas y presenta generalmente una forma esférica aunque también puede ser achatado, de unos 3 cm de diámetro. Al albaricoque también se le llama “albérchigo” y exteriormente se parece mucho al melocotón aunque mucho más pequeño y más pálido de color. El albaricoque también es conocido por el nombre de damasco o damasquino y en otros países del Caribe y México lo llaman chabacano.

El color varía desde amarillo pálido hasta anaranjado y muchos albaricoques muestran una suave sombra roja en la zona que estuvo más expuesta al sol. La piel es pubescente, la pulpa no es muy jugosa y tiene una agradable textura firme que tiende a ser algo fibrosa y de consistencia harinosa cuando el albaricoque está muy maduro.

El albaricoque posee una semilla en forma de almendra recubierta de una corteza leñosa dura o endocarpio, que generalmente está desprendida de la carne. Dicha almendra o embrión posee un sabor amargo y no comestible e incluso en algunas variedades resulta venenosa debido a su contenido en una sustancia llamada amigdalina, de la cual se puede extraer uno de los venenos más activos conocidos: el ácido cianhídrico.

Los albaricoques han de consumirse bien maduros ya que solamente con una buena exposición a la luz solar se producen unos frutos sabrosos. La mejor época de consumir albaricoques en el hemisferio norte, es entre julio y septiembre.

Los albaricoques se consumen frescos como fruta de mesa o emplearse para la fabricación de diferentes productos derivados. Cuando se consumen en fresco, es aconsejable lavarlos previamente para eliminar impurezas y suciedad que puedan contener.

Entre los derivados del albaricoque se encuentran confituras, compotas, zumos, mermeladas, albaricoques enlatados y sobre todo los famosos ‘orejones’ que no son más que albaricoques secos. Se obtienen a partir de albaricoques frescos sometidos a un proceso de secado en cámaras a 65-70ºC o al sol tras haberles quitado la piel, lo que aumenta considerablemente su período de conservación. Al disminuir su contenido en agua, se produce una concentración importante de nutrientes, por lo tanto el valor nutritivo del orejón es muy superior al del albaricoque fresco.

Información nutricional del Albaricoque

 1 ración (155 gr.)
Calorías74 kcal
Grasas0.60 g
Proteínas2.17 g
Carbohidratos17.24 g
Azúcar14.32 g
Fibra3.1 g
Colesterol— mg

* Según la base de datos de nutrientes de USDA.

Consejo: A la hora de elegir los mejores albaricoques fíjate en que estén algo maduros para que su sabor sea dulce. Es una fruta delicada que puede pudrirse ante cualquier ligero golpe. Deben evitarse aquellos que estén arrugados
Los albaricoques se mantienen bien durante una semana en un lugar seco y fresco. Lo ideal es que estén dentro de bolsas de plástico perforadas.

Precaución: Los albaricoques deben evitarse en caso de sufrir diabetes puesto que contiene azúcares y puede afectar los niveles de azúcar en la sangre.
También se deben evitar en caso de sufrir alergias reconocidas o hipersensibilidad a esta fruta.

La planta

El albaricoque crece en árboles robustos, de copa desarrollada, resistentes a la sequía, pero muy sensibles a las heladas sobre todo las primaverales. El albaricoque debe ser recogido en plena madurez ya que de lo contrario la pulpa no desarrolla su sabor dulce y el fruto se torna incomestible para el consumidor.

El albaricoque, Prunus armeniaca, es el fruto del albaricoquero, que pertenece a la familia de las Rosáceas. Son plantas de 3-4 m de altura, de tronco robusto, copa amplia, con numerosas ramas.

Las flores crecen solitarias en cada yema y son de cáliz rojo y corola blanca o rosada. Es un árbol resistente a las altas temperaturas y a la falta de agua; sin embargo es muy sensible a las heladas, sobre todo las primaverales ya que su floración es precoz, hacia mediados del mes de marzo en el Hemisferio Norte.

El albaricoque es un fruto cuya pulpa posee un sabor dulce, pero sólo en el caso en que el fruto esté bien maduro ya que si no, tiene un sabor muy ácido, es duro e incomestible, muy poco grato al paladar del consumidor.

¿Y tú que opinas?