Año de la universalización de la salud

Berro

berro

El berro pertenece a la misma familia que la col tradicional y la col de bruselas. El origen de los berros se encuentra en Europa y Asia en cuyos lechos de los ríos crece de forma natural. No obstante, no es recomendable su consumo si se coge salvaje porque si hay vertidos en los ríos, el berro absorbe por las raíces las toxinas que fluyen por el río. Así como las de las heces de los animales.

Por eso, se apostó por el cultivo del berro en huertos y cada vez es más habitual encontrarlo en los puestos de verduras de los comercios y establecimientos.

Características del berro

El berro crece en una planta perenne y se caracteriza por tallo y hojas de color verde brillante con una textura un poco carnosa. Los berros también tienen flores, pero sólo florece entre mayo y septiembre. Las múltiples propiedades alimentarias y medicinales del berro se encuentran tanto en las hojas y los tallos como en las raíces

Beneficios del berro

Las propiedades tónicas del berro sirven para tratar enfermedades o problemas respiratorios como resfriados, tos o bronquitis. Pero además, esta verdura tiene propiedades medicinales sobre el metabolismo, con efectos diuréticos, depurativos y antioxidantes que ayudan a eliminar líquidos y depuran la sangre. Su gran aporte de vitaminas también lo convierten en una ayuda importante en casos de falta de vitaminas notable.

Información nutricional del Berro

  1 ración (34 gr.)
Calorías 4 kcal
Grasas 0.03 g
Proteínas 0.78 g
Carbohidratos 0.44 g
Azúcar 0.07 g
Fibra 0.2 g
Colesterol — mg

* Según la base de datos de nutrientes de USDA.

Consejo: Hay que evitar recoger los berros salvajes que nacen en las riberas de los ríos porque existe el riesgo de que el agua esté contaminada y los berros sean tóxicos. Es más recomendable comprar esta verdura en los comercios, ya que los han cultivado precisamente para su venta. Elige los berros que tengan las hojas intactas y su color verde sea vivo.

Debido a la delicadeza del berro es mejor consumirlo poco después de comprarlo, lavándolo sólo poco antes de su consumo. En la nevera puede aguantar un par de días en el cajón de las verduras si lo envolvemos en una toalla.

Precaución: El berro no es recomendable en caso de padecer problemas gastrointestinales, úlceras o problemas en riñones y vesícula.

¿Y tú que opinas?