Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad

Cereza

Prunus avium / Rosaceae

cereza

La cereza es un fruto que puede consumirse fresco o utilizarse en la elaboración de tartas, mousses, mermeladas y compotas. Generalmente las cerezas de mayor tamaño son las que tienen mejor textura y sabor.

Alimentación y nutrición

La cereza es un fruto con unas cualidades medicinales y alimenticias interesantes. Rica en vitaminas K, A y C, también nos aporta hierro, calcio y fósforo. Tiene un bajo contenido en grasas y nada de colesterol, su valor energético lo aportan en su mayoría, los hidratos de carbono.

El fruto

La cereza es un fruto que puede consumirse fresco o utilizarse en la elaboración de tartas, mousses, mermeladas y compotas. Generalmente las cerezas de mayor tamaño son las que tienen mejor textura y sabor.

La cereza es especialmente apreciada por los niños. La facilidad con que puede separarse y escupirse el hueso, la hacen una fruta divertida.

Este fruto, en el hemisferio norte, es de verano. Fuera de temporada puede adquirirse en conserva. Cuando se compran cerezas dulces frescas, se debe elegir aquellas que sean pesadas y de color rojo oscuro o negro. En el caso de las cerezas ácidas el color a seleccionar es el rojo claro o el rosado amarillento. En ambos casos el tallo estará bien unido a la cereza.

Las cerezas pueden consumirse frescas o emplearse como materia prima de otros productos alimenticios, tartas, mousses, sorbetes, jaleas, mermeladas, compotas o bebidas son ejemplos de cómo podemos consumir este fruto.

Información nutricional de la Cereza

 1 ración (155 gr.)
Calorías78 kcal
Grasas0.46 g
Proteínas1.55 g
Carbohidratos18.88 g
Azúcar13.16 g
Fibra2.5 g
Colesterol— mg

* Según la base de datos de nutrientes de USDA.

Consejo: Debemos elegir las cerezas de color rojo oscuro, con la piel limpia y tersa y que tengan rabitos. Cuanto más oscura sea la cereza más madura estará. Lo ideal es consumirlas nada más cogerlas, pero se pueden mantener bien en el refrigerador hasta dos días.

Precaución: Un consumo masivo de cerezas puede provocar problemas intestinales.

La planta

La cereza es el fruto de árboles grandes y normalmente vigorosos que tienen hojas suelen aserradas y acabadas en punta. Las flores son blancas y sus frutos pequeños, redondeados y normalmente de color rojo.

Los cerezos son árboles grandes y rectos, alcanzando alturas de 11m. El árbol de cereza ácida suele ser más pequeño y raramente pasa de los 5 metros. En condiciones óptimas y solamente en ciertas regiones pueden alcanzar hasta los 30 metros.

Tienen un tronco liso, de donde surgen las ramas, que son gruesos en el caso de la especie Prunus avium (cerezas dulces) y delgados en el Prunus cerasus (cerezas ácidas). Necesitan otra especie de cerezo para ser fecundados, ya que ellos mismos son incapaces de hacerlo. Normalmente las hojas en el cerezo dulce son largas, aserradas y algo colgantes, mientras que en el ácido son pequeñas, aserradas y de forma redondeada. También encontramos diferencias en sus flores, muy blancas y mayores (2,5cm de diámetro) en el caso del cerezo dulce y blancas con un diámetro de 1,75cm en el cerezo ácido.

Las frutas, en especies salvajes, son redondas, pequeñas y de color negro o rojo, siendo dulces o ácidas según la especie. La característica que diferencia a las cerezas dulces y las ácidas, como su nombre indica, es el sabor. Las cerezas dulces tienen un sabor dulzón, mientras que las ácidas tienen un sabor más marcadamente ácido.

¿Y tú que opinas?