Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad

Durazno

Prunus persica / Rosaceae

durazno

El durazno tiene su origen en la antigua China, donde era considerado como símbolo de larga vida e inmortalidad, aunque fue debido a los persas que a través de las rutas comerciales de las montañas fueron difundidos. De ahí su nombre persica.

El durazno es una fruta riquísima, no solo para comer al natural sino también en dulces, compotas, en almíbar y en infinidad de tortas y postres.

Es un excelente laxante suave y tiene propiedades diuréticas, ayuda a la digestión, también es bueno para los problemas reumáticos y las enfermedades pulmonares.

Alimentación y nutrición

El durazno, perteneciente a la familia de las rosáceas, esta fruta es originaria de china, de cáscara suave como el terciopelo, y pulpa dulce y jugosa. Se la puede utilizar como parte de ingredientes en compotas, ensaladas de frutas y tortas. Al natural es de un delicado y exquisito sabor. El durazno nos aporta, vitaminas del complejo B y C, minerales como el potasio y fitoquímicos como la luteína zeaxantina criptoxantina y betacarotenos.

Esta deliciosa fruta nos ayuda no solo a alimentarnos de una manera sana, sino que además protege nuestra salud visual, neutraliza los radicales libres y disminuye el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares. Hay muchas variedades de esta fruta, pero siempre debemos preferir los de color amarillo o crema que sean suaves al tocarlos, y que no estén demasiado blandos, o pasados en su madurez. Puede conservarlos en la nevera por 1 o 2 días.

El fruto

Los duraznos son frutos ricos, carnosos y agradables. Hay muchas clases de duraznos y tienen cada uno una particularidad en cuanto al sabor, textura y calidad.

Por su olor, textura y sabor, el durazno ha estado en la mesa de los seres humanos desde tiempos muy antiguos. En la China se le cultiva desde hace siglos de donde es originaria, pero debe su nombre a los persas quienes fueron los que empezaron a comercializarlo.

Este suculento y jugoso fruto es producido por el duraznero (Prunus persica), árbol de la familia de las rosáceas (rosaceae), razón por lo que se considera familiar de vegetales muy distanciados, como manzano, peral, almendro, ciruelo, cerezo, fresa, zarzamora, frambueso y por supuesto, de todas las variedades de rosas.

Información nutricional del Durazno

Calorías57 Kcal
Agua130 g
Glúcidos totales14 g
Azúcares totales12,3 g
Sacarosa7 g
Glucosa2,9 g
Fructosa2,3 g
Fibra2,2 g
Proteínas1.3 g
Grasa0.3 g
Colesterol0 g
Sodio0 mg
Potasio279 mg
Calcio9 mg
Hierro0.4 mg
Vitamina C10 mg
Vitamina B96 mcg
Betacaroteno238 mcg
Luteina+zeaxantina134 mcg

Consejo: Aprovecha todos sus beneficios consumiéndola como snack, en almíbar, con yogurt, en ensalada de fruta o mazamorra. Siempre hay formas de agregarla a tu dieta.

Precaución: Es recomendable no saborear la pepa (hueso) por el ácido que contiene y que puede causar molestias como dolor de estómago, de cabeza e inclusive vómito.

La planta

El árbol del durazno, como le llaman en algunos países es de altura moderada y raíces profundas. Existen casi trescientas variedades que se han agrupado en cinco razas, cada una con distintas características, época de maduración y usos. Algunas variedades producen frutos con hueso fácil de separar y pegado a la pulpa. El durazno tiene forma semejante a un globo. Mide de cinco a siete centímetros y medio y es de color amarillento, con tonalidades rojizas en la parte donde pega el sol. Tienen un surco o hendidura más o menos marcada a lo largo del fruto. El hueso es muy duro y también tiene hendiduras. Los árboles crecen en zonas templadas y no resisten mucho frío. Sufren a temperaturas inferiores a 15ºC. Si están floreando en primavera y el termómetro baja a menos 3ºC, sufren daños graves. Sin embargo la falta de bajas temperaturas puede ser también un problema: requieren de cuatrocientas a ochocientas horas de frío.

Necesitan mucha luz solar para conferir calidad al fruto, aunque el tronco resulta afectado con el sol excesivo. Los árboles se podan de manera que se cuide este factor. Pueden crecer en cualquier tipo de suelo, pero prefieren los suelos frescos, profundos, sin encharcamientos. Se necesitan regar con frecuencia, sobre todo en épocas de mucho calor, para obtener los mejores duraznos.

¿Y tú que opinas?