Año del Bicentenario del Perú: 200 Años de Independancia

Hinojo

hinojo

El hinojo es una planta muy parecida al eneldo con muchas propiedades medicinales. Las plantas de hinojos tienen una característica y es que tiene doble clasificación en función de la parte de la planta que se use. Si empleamos las hojas, las semillas o las raíces hablamos de planta con propiedades medicinales, pero si se usa el bulbo del hinojo dulce entonces hablamos de propiedades alimentarias y entra a formar parte de las verduras.

La planta del hinojo pertenece a la familia de las umbelíferas y se caracteriza por hojas entre verdes y  grisáceas y puede llegar a medir 2 metros y medio de altura. Sus flores son amarillas y su fruto,  el bulbo del hinojo, tiene forma ovalada y es estriado.

Beneficios del Hinojo

Las propiedades diuréticas y antiespasmódicas del hinojo sirven para tratar la indigestión o problemas de flatulencias. Esta planta está recomendada para las madres lactantes ya que además de aumentar la producción de leche, también ayuda a calmar los cólicos de los recién nacidos, ya que la leche transmite a los bebés las propiedades antiespasmos y flatulencias del hinojo. Si son niños no lactantes.

Consejo: Los frutos del hinojo hay que cogerlos antes de que maduren totalmente y las raíces en otoño, mientras que las hojas y flores se deben recoger en verano. Para conservar las hojas y semillas de hinojo habrá que secarlo a la sombra y guardarlo en un bote de vidrio cerrado correctamente. En cambio, las raíces se secan al sol y se conservan en sacos pequeños de ropa.

Precaución: El hinojo en grandes cantidades no es recomendable en mujeres embarazadas ya que esta planta medicinal tiene propiedades estimulantes del útero. Tampoco deben tomarla las mujeres que han tenido cáncer de pecho puesto que esta planta aumenta los niveles de estrógenos en el cuerpo.

Cuidado con el aceite esencial de hinojo y los enfermos de epilepsia o Parkinson, ya que puede provocar convulsiones.

¿Y tú que opinas?