Año del Bicentenario del Perú: 200 Años de Independancia

Manzanilla

manzanilla

La manzanilla es una planta con numerosas propiedades medicinales y curativas. Ha sido empleada desde tiempos remotos para combatir problemas digestivos, evitar dolores y reducir la ansiedad. La manzanilla es una planta que también es conocida bajo el nombre de “manzanilla común”.

La manzanilla es una hierba perenne, perteneciente a la familia de las margaritas, cuyo uso como infusión está muy extendido por Europa occidental, central y Estados Unidos. Sus aceites esenciales han hecho que también se le dé un uso cosmético.

Beneficios de la Manzanilla

La manzanilla es considerada como una de las plantas medicinales más populares, ha sido empleada desde tiempos remotos para actuar contra problemas estomacales y digestivos, porque alivia el dolor y tiene propiedades antiinflamatorias y antisépticas. También es recomendada para casos de insomnio, para depurar el organismo. Es muy útil para combatir la ansiedad, nervios y evitar el estrés, es un sedante suave. Reduce los gases, dolores menstruales y mareos.

Consejo: La manzanilla puede cultivarse en macetas aunque no precisa de muchos requisitos. Puede plantarse mediante semillas, sobre todo en la época de la primavera. Sus primeras flores se cosechan cuando las flores se van abriendo, desde la primavera hasta principios de verano, pero es importante podar los tallos que han sido ocupados por flores. Una vez recolectada, es imprescindible dejarla en reposo durante una semana encima de una rejilla, en un lugar cálido para que se seque, sacando así los pétalos amarillos medicinales.

Precaución: Si eres una persona alérgica a las plantas, a las gramíneas, o a los aceites de las plantas no tomes la manzanilla. Tampoco se recomienda su consumo a menores de 5 años, pues sus aceites esenciales son alérgenos. Lo mismo sucede con las mujeres embarazadas, ya que este aceite puede inducir a reacciones uterotónicas y por tanto problemas para el feto.

¿Y tú que opinas?