Año del Bicentenario del Perú: 200 Años de Independancia

Olmo rojo

olmo-rojo

El olmo rojo es una de las plantas medicinales con más beneficios para la salud. Sus propiedades digestivas y calmantes de este árbol caducifolio, lo han convertido en uno de los mejores remedios contra la indigestión y acidez del estómago. Incluso es bien considerado por sus efectos para combatir la artrosis o el estreñimiento.

El origen del olmo rojo procede de Norteamérica y se encuentra alrededor de las regiones más húmedas. Esta especie fue descubierta por los indígenas americanos quienes descubrieron su alto contenido en fibra en el interior de su corteza.

Beneficios del Olmo rojo

Gracias a las propiedades digestivas, nutritivas y antiácidas del olmo rojo, podrás cuidarte de algunas úlceras de tipo gastroduodenales, acidez, hernias de hiato o la enfermedad de Crohn. Además es una de las plantas medicinales más útiles porque permite crear una pasta de polvo de la corteza con la que se puede aliviar y curar heridas o quemaduras.

Consejo: Del olmo rojo se extrae su corteza para fines terapéuticos. La corteza será recortada tras dos años de edad, ya que es en este momento cuando comienza a contener principios activos mucho más ricos. Su floración tiene lugar entre febrero y marzo. No tolera los suelos salinos, por lo que en España es frecuente encontrarlo en Andalucía o Extremadura. Pero su hoja caduca se encuentra principalmente en zonas como el centro de Europa o el este de Canadá. Después de haberla extraído del árbol se secará en lugares con mucha luz. Posteriormente se pulveriza y se guarda en recipientes herméticos hasta su uso.

Precaución: Se recomienda que no sea consumido por personas que padezcan de dispepsias hipersecretoras. En altas cantidades y en largos periodos su consumo puede provocar efectos negativos para la salud. En caso de estar embarazada o en periodo de lactancia hay que evitarlo por su alto contenido en fibra.

¿Y tú que opinas?