Año del Bicentenario del Perú: 200 Años de Independancia

Piel grasa

piel-grasa

La piel grasa es uno de los tipos de cutis caracterizada por la presencia de poros abiertos y brillos en la nariz, la frente y la barbilla (lo que conocemos como la zona T). Además, es frecuente que tengan pequeños granos, espinillas o puntos negros como consecuencia del exceso de sebo.

El principal cuidado y tratamiento de la piel grasa es tener una correcta limpieza. Tener una rutina de higiene tanto por la mañana como por la tarde se convierte en el mejor aliado para combatir el exceso de grasa y los brillos en nuestro cutis.

Sin embargo, no todos son desventajas para las personas que tienen la piel grasa. A pesar de que esos brillos no son del todo estéticos, la piel grasa envejece mejor, es decir, no se ve tan afectada por el paso de tiempo ya que mantiene mejor la elasticidad del cutis y retrasa la aparición de las arrugas, además de que se broncea con mayor facilidad.

Consejos

  • Evita las cremas con base oleosa: Opta siempre por cremas indicadas para piel grasa,
  • Evita jabones faciales con muchos aceites: Al ser de base oleosa, no te ayudarán a hacer eliminar el exceso de grasa. Es mejor que optes por otros, especialmente los antibacterianos.
  • No fumes: Fumar aumenta tamaño de los poros, por lo que puede empeorar esta condición.
  • Mantén el cabello alejado del rostro: Permitirás que tu piel transpire.
  • Mantén una rutina de limpieza facial: Limpia, tonifica e hidrata tu piel con productos indicados para tu tipo de piel

Causas de la Piel grasa

La piel grasa tiene su origen en el exceso de sebo (grasa) que producen las glándulas sebáceas. Existen varios factores que pueden desencadenar esta producción en exceso:

  • Herencia genética
  • Mala alimentación

También pueden darse casos en los que la piel grasa ha aparecido como consecuencia de periodos de estrés o cambios hormonales.

Tratar la Piel grasa de forma natural

Remedios para tratar la Piel grasa

Los principales tratamientos de belleza combinan una limpieza continuada en casa con otros que puedes encontrar en los salones de belleza o centros especializados.

La rutina de limpieza de la piel grasa de debe empezar por las mañanas, para retirar el exceso de sebo que se produce durante la noche. Las cremas hidratantes deben ser libres de aceites. Si te son muy difíciles de encontrar, opta por los serúms o las ampollas que te ayuden a regular la grasa.

Cremas y mascarillas para la piel grasa

La mejor forma de mantener a raya el exceso de sebo de la piel grasa y combatir esos brillos tan propios de este tipo de piel es mediante una rutina de cuidado del cutis que combine la limpieza de los poros con la hidratación de los mismos. Tanto las cremas, como los tónicos faciales  las mascarillas deben estar libres de aceites.

Alimentos recomendados para tratar la Piel grasa

Para cuidar la piel grasa de forma natural y ayudar a nuestro cuerpo a combatir el exceso de sebo deberemos tomar:

  • Frutas y verduras frescas ricas en vitamina A y C como son: el kiwi, las peras, las naranjas o los espárragos
  • Cereales integrales o alimentos ricos en fibra
  • Mantener hidratado nuestro cuerpo bebiendo al menos, 6 vasos de agua al día.
  • Carnes bajas en grasa, como el pollo y el pavo

Para combatir la piel grasa es importante cuidar la alimentación. Intenta evitar los siguientes alimentos o familias de alimentos:

  • Embutidos y otros alimentos ricos en sal
  • Frituras
  • Comida enlatada o con muchos conservantes
  • Alimentos con un alto contenido en azúcar,  ya sea natural o añadido
  • También se recomienda consumir poco o nada de alcohol.

En resumidas cuentas, lo que conocemos como comida basura.

¿Y tú que opinas?