Año del Bicentenario del Perú: 200 Años de Independancia

Piel sensible

piel-sensible

La piel sensible es una piel reactiva y con tolerancia baja a las agresiones externas y requerirá de unos cuidados específicos. Suele presentar un aspecto terso pero desarrolla síntomas de hipersensibilidad. Será una piel inestable combinando periodos de normalidad con irritación, enrojecimiento y erupciones.

Será más probable que aparezca en el rostro aunque también es común en las piernas, cuero cabelludo y el escote. Al aplicar perfumes o cosméticos inadecuados se producirán estos efectos en la piel sensible.

Características de la piel sensible

La piel sensible muestra una barrera cutánea permeable lo que permite que los agentes irritantes penetren con facilidad. La barrera insuficiente permite la evaporación de agua de la piel provocando deshidratación y sequedad.

La piel con sensibilidad no tiene por qué ser alérgica aunque puede tener presencia de eccemas de contacto de origen inmunológico.

Consejos

  • Mantén la piel hidratada
  • Cuida la alimentación
  • Protégete del sol
  • Deja de fumar
  • Usa productos hipoalergénicos
  • No emplees exfoliante más de una vez por semana

Causas de la Piel sensible

Entre las causas de la piel sensible está la alteración de la función de la barrera de la piel. Cuando la capa de la piel está dañada pierde su impermeabilidad y penetran agentes irritantes produciendo reacciones inflamatorias y rojeces. Reaccionará a todas las formas de agresiones externas, pudiendo ser afectada por estrés, cansancio, desequilibro hormonal o por un período de crisis. La sensibilidad también puede ser activa por la aplicación de productos cosméticos con ingredientes no tolerados. Los cambios climáticos como el frío, calor, viento y contaminación pueden afectar a la piel así como el tabaco agravando la situación cutánea.

Tratar la Piel sensible de forma natural

Remedios para tratar la Piel sensible

La piel sensible deberá limpiarse con jabones sin detergentes para mantener el manto de la piel protegida y sin agresiones. Además, se deberá hidratar bien con cremas o mascarillas hidratantes para pieles sensibles que posean un alto contenido en grasa para reconstruir el mando hidrolipídico con pocos perfumes, sin conservantes y productos ecológicos de cosmética natural.

Jabones para la piel sensible

Podremos emplear el jabón de rosa mosqueta para todo tipo de pieles siendo un gran antioxidante natural poseyendo múltiples propiedades cicatrizantes. Regenerará la piel y nutrirá nuestras zonas más sensibles.

Alimentos recomendados para tratar la Piel sensible

Incluir alimentos ricos en vitamina C como los cítricos, frutos rojos o piña además evitaremos la ingesta de alcohol y las comidas picantes así como especiadas.

Los alimentos prohibidos para la piel sensible serán los huevos, cítricos, azúcares refinados y chocolate. Por otro lado, se deberán evitar aquellos que sean excitantes, los alimentos que puedan provocar alergias e intolerancias.

¿Y tú que opinas?