Año del Bicentenario del Perú: 200 Años de Independancia

Tomate

tomate

El tomate es dentro del conjunto de las verduras, la más consumida y producida en todo el mundo. Perteneciente a la familia de las solanáceas (con la patata, el pimiento y la berenjena) se puede consumir tanto fresco como previamente procesado en forma de salsa, puré o enlatado.

Sudamérica es el lugar de origen del tomate, aunque llegó a Europa tras la colonización del nuevo mundo. Utilizada en principio como planta ornamental, no fue hasta el siglo XIX en el que comenzó cultivarse como alimento de forma más masiva y extendida.

Por sus propiedades relajantes, muchos especialistas recomiendan tomar un zumo o smoothie con tomate para combatir el estrés. Además, algunas culturas, como la China, utilizan el tomate como tratamiento natural para diferentes enfermedades y dolencias.

Características del tomate

Aunque su aspecto exacto cambia dependiendo de la variedad de la que se trate, en general todos los tomates tienen forma redonda u ovalada y son carnosos. Su peso oscila entre los pocos miligramos (variedad cherry, por ejemplo) hasta casi el medio kilo. Los tomates suelen ser de color rojo, aunque es posible encontrar variedades más verdosas o incluso tirando hacia tonos amarillos.

Beneficios del tomate

Ricos en licopeno y glutatión, los tomates es uno de los alimentos con mayores propiedades antioxidantes que existen. Pero además, entre los beneficios que el tomate tiene para la salud se encuentra la reducción de las posibilidades de contraer muchos tipos de cáncer, y que ayudan a mantener las funciones mentales y físicas.

Otro de los nutrientes que contienen los tomates es el ácido glutámico, que en el organismo se convierte en ácido gamma-aminobutírico, agente calmante conocido sobre todo por su capacidad para reducir la hipertensión renal.

Información nutricional del Tomate

  1 ración (149 gr.)
Calorías 27 kcal
Grasas 0.30 g
Proteínas 1.31 g
Carbohidratos 5.80 g
Azúcar 3.92 g
Fibra 1.8 g
Colesterol — mg

* Según la base de datos de nutrientes de USDA.

Consejo: Aunque podemos comprar tomates frescos todo el año, si lo que buscas es sabor y calidad, es mejor comprar tomates frescos sólo cuando están de temporada.

Elige tomates que sean gordos, pesados, de piel firme y color rojo vivo.
Aunque pueden conservarse fuera de la nevera hasta 3 o 4 días, lo mejor es que en épocas de calor los conserves en la nevera.

¿Y tú que opinas?