Año del Bicentenario del Perú: 200 Años de Independancia

Zanahoria

zanahoria

La zanahoria es la hortaliza perteneciente a la familia de las apiáceas de mayor consumo por sus numerosas propiedades y beneficios, así como por todos los nutrientes y vitaminas que contienen las zanahorias. 

Características de la zanahoria

La zanahoria que encontramos en los supermercados y fruterías es la forma domesticada de la zanahoria silvestre, propia de Europa y Asia sudoccidental, concretamente originaria de Irán. La zanahoria se caracteriza por ser una raíz sabrosa, fibrosa y crujiente cuando está fresca. La raíz comestible suele ser de color naranja, aunque también puede ser blanca, rojiza, e incluso, violeta.

Estas hortalizas se pueden consumir crudas, cocidas, fritas o al vapor en sopas, guisos, ensaladas, pasteles o en zumos y batidos o smoothies.

Beneficios de la zanahoria

Las zanahorias son unas hortalizas con propiedades antioxidantes, anticancerosas, antibacterianas, expectorantes, antisépticas y diuréticas que ayudan a proteger las arterias, potenciar la inmunidad, reducir el colesterol y prevenir el estreñimiento, además de limpiar los dientes y estimular la secreción de saliva. También ejercen un efecto limpiador sobre el hígado y el sistema digestivo, contribuyen a prevenir la formación de los cálculos renales y alivian la artrosis y la gota. Asimismo, las zanahorias mejoran la función mental y reducen el riesgo de sufrir cataratas, colesterol, degeneración macular y quemaduras solares nocivas, a la vez que aumentan la producción de melanina. Así pues, es un alimento excelente desde el punto de vista nutricional por su alto contenido en vitaminas y minerales, aunque el agua es su componente más abundante.

Información nutricional de la Zanahoria

  1 ración (128 gr.)
Calorías 52 kcal
Grasas 0.31 g
Proteínas 1.19 g
Carbohidratos 12.26 g
Azúcar 6.07 g
Fibra 3.6 g
Colesterol — mg

* Según la base de datos de nutrientes de USDA.

Consejo: Escoge las zanahorias frescas que se vendan sueltas y sin hojas verdes, porque las hojas verdes siguen extrayendo nutrientes de la raíz. Además, las zanahorias deben ser firmes y bien formadas, sin grietas. Guárdalas en una bolsa con agujeros en un cajón de la nevera, donde estén húmedas y frescas para que no se sequen.

¿Y tú que opinas?