Año del Bicentenario del Perú: 200 Años de Independancia

Bardana

bardana

La bardana es una planta medicinal bienal robusta que puede alcanzar los dos metros de altura. Tiene unas grandes hojas alargadas y unas flores violáceas muy características. Sus frutos están recubiertos de ganchos que se prenden de la ropa y de la piel de los animales para su mayor dispersión.

La bardana es una planta con muchas propiedades medicinales y dependiendo de qué parte de la planta se consuma los beneficios para la salud son distintos. Tanto las hojas como las raíces y las semillas se utilizan para aliviar numerosos síntomas pero la raíz es la parte que más principios activos tiene. Las hojas tiernas y las raíces crudas se utilizan también como alimento.

La fama de la bardana por sus propiedades curativas es muy antigua, los griegos ya la utilizaban como medicina y en la época medieval era incluida en muchos remedios caseros para diferentes usos.

Beneficios de la Bardana

La raíz de bardana se utiliza como remedio depurativo purgante. Ayuda a eliminar las toxinas que causan problemas cutáneos como el eccema, acné, sarpullidos o los fonúnculos. También mejora las digestiones lentas y los dolores artríticos. El consumo de esta planta favorece al hígado, las glándulas linfáticas y al sistema digestivo.

Se puede usar de forma externa mediante la preparación de compresas para tratar heridas, quistes sebáceos, herpes, quemaduras en la piel o hinchazón.

El aceite de bardana se utiliza para estimular el crecimiento del cabello.

Precaución: Puede ocasionar dermatitis de contacto debido a que los pelos ásperos que posee son irritantes de la piel y de la córnea.

¿Y tú que opinas?