Año del Bicentenario del Perú: 200 Años de Independancia

Tomillo

tomillo

El tomillo es considerado una planta medicinal ideal para infecciones respiratorias. Nace en un arbusto de poca altura, muy común en las regiones templadas de Europa. Se caracteriza por tallos leñosos y grisáceos, con hojas lanceoladas u ovadas, flores rosas y blancas y un cáliz rojizo y aterciopelado.

Ya en la Grecia antigua, el tomillo se utilizaba como planta medicinal para curar heridas de gravedad y, más tarde, se usó contra el asma o la disnea. Gracias a su multitud de propiedades, el tomillo ayuda a calmar la tos, el dolor de garganta, las anginas y la afonía.

El tomillo es también una hierba aromática bastante habitual en la cocina mediterránea por su intenso olor. Constituye un elemento familiar en estofados, parrillas, marinados, aliños, etc., ya que, además, aporta importantes propiedades digestivas.

Beneficios del Tomillo

El tomillo es ideal para las infecciones pulmonares arraigadas, como la tos, el dolor de garganta, la afonía y la bronquitis crónicas. También se emplea para tratar la sinusitis, la laringitis, el asma y el síndrome de intestino irritable. Es frecuentemente utilizado en tratamientos contra problemas digestivos (dolores estomacales, cólicos, flatulencias, etc.) y en la curación de golpes y heridas gracias a sus propiedades antisépticas y cicatrizantes.

El tomillo favorece la digestión y ayuda a combatir la anemia y a eliminar infecciones oculares, como orzuelos. Puede utilizarse en situaciones de cansancio y pesadez general, y para rebajar la inflamación de golpes y morados en las uñas e inflamaciones en la boca. Gracias a sus aceites esenciales, resulta muy útil en el baño como relajante muscular.

Consejo: Se recolectan las cabezuelas florales del tomillo en días soleados y a media mañana. Nunca debes arrancar una planta como tampoco dejar en cada mata una parte de sus flores. El tomillo debe secarse a la sombra y en un lugar ventilado, procurando siempre no amontonar grandes cantidades.

Precaución: No tomes tomillo si estás embarazada. Los niños que no han cumplido los dos años y las personas con problemas de tiroides, úlceras o problemas cardíacos tampoco deben tomar tomillo.

¿Y tú que opinas?